¿HACIA DÓNDE VA LA PRENSA?


El informe elaborado por Susana Blázquez presentado en el número de septiembre de 2009 en la revista Dinero con la colaboración de BusinessWeek , lanza esta pregunta retórica que al final, aunque no aclara su destino, nos permite entender por donde están dando la vuelta.

Llama mi atención cómo las empresas de la información, no han sabido transformar esta información en conocimiento. Les ha pasado como a los bancos, dando rienda suelta a iniciativas lejanas a su verdadero negocio. Sumiéndoles a ambos en una profunda ceguera, o en un problema de presbicia o vista cansada producto de la edad.

Cuando observamos la transformación sufrida durante estos últimos años de pequeños diarios a grandes grupos mediáticos y de opinión, con intereses económicos y políticos muy entrelazados, podemos llegar a entender la situación en la que se encuentran. Sin embargo, aquellas personas con un elevado nivel de formación e información, se han dejado llevar a una situación de la que no saldrán de igual manera en la que entraron.
Aunque los problemas no son recientes, el cambio que se está produciendo en las redacciones, en apariencia, no es del todo traumático. Los trabajadores se van reconvirtiendo con cierta facilidad. El problema está en la sociedad propietaria del medio, navegando entre bancos, renegando de aquellos a los que antes loaba y pagando caro sus errores.
Decididamente esta prensa, estos grupos de opinión, estos lobbies mediáticos, no tienen sentido en una sociedad que reclama otro trato, una sociedad que pretende productos de calidad, información transversal, contrastada y con rigor. Información de verdad, de esa que permite un análisis, una toma de decisiones, más allá de las emociones que nublan nuestro entendimiento alejado de los inicios que dan sentido a nuestros empeños.
Aquella que es susceptible de transformarse en conocimiento.

Comentarios

Entradas populares