Trabajar, sólo si encontramos la satisfacción (1)


Probablemente nos esperan 10 o 15 años de cambios y turbulencias que transformarán el mundo, tal y como ahora lo conocemos. De nosotros depende que estos cambios sean los que deseamos o nos sean impuestos, la diferencia está en la actitud que adoptemos.

El trabajo es uno de los puntos que mayor influencia tiene en nuestra vida. Trabajar motivado, o no, sintiéndolo como una obligación que sólo nos proporciona sustento, es poco edificante. Con el tiempo pasa factura.

En una situación de cambio social, necesitamos un modo de vida que nos produzca un estado de tranquilidad y claridad. Buscamos satisfacción en el trabajo, porque permite desarrollar nuestras cualidades y porque llena nuestra vida de plenitud y significado.

El objetivo de un trabajo con responsabilidad personal, es beneficioso para nosotros y para la comunidad. Saber escuchar, comprender, nos permitirá entender el modo correcto de ganar el sostenimiento, sin dañarnos ni dañar a los demás; nuestra configuración orgánica facilita entender la mutua interdependencia.

Pero ¿cómo desempañar un trabajo desagradable? Con atención, con la mente de un principiante, concentrado en lo que hago, alerta, atento, con apertura de mente y deseo de aprender. Aplicando la creatividad, utilizando la imaginación, para transformarlo en algo satisfactorio que no tenga que seguir forzosamente los caminos trillados, fáciles y tediosos. No confundir con la concentración auto-concentrada, que bloquea el potencial individual y alienta cualidades negativas, competencia, manipulación, etc.

Al evitar el trabajo se niega la expresión de la propia naturaleza y no se contribuye a la sociedad, además de dejar de tener contacto con valores y cualidades del compromiso como integridad, honestidad, lealtad, responsabilidad y cooperación. Ser honesto en reconocer las fortalezas y debilidades. Percibir que los recursos interiores afloran cuando se fortalecen las cualidades y se comparten con otros.

La atención permite reconocer la manera de hacer las cosas, examinar los hábitos y también percibir que estamos vivos. Es un acto dinámico porque se debe estar en cada situación de forma independiente, sin dejar que se filtren residuos en el pensamiento y sentimiento.

Comentarios

Entradas populares